Una de las consecuencias más notorias de la pandemia es que los españoles han
descubierto el teletrabajo. Y parece que se han entusiasmado con la fórmula: 8 de
cada 10 trabajadores estarían dispuestos a trabajar a distancia dos o tres días a la
semana.
Otro cambio generado por la expansión del coronavirus tiene que ver con el tipo de
vivienda demandada.
Ha crecido el interés por comprar casas en poblaciones pequeñas, que permitan
contar con mejor infraestructura doméstica, con ganancia en espacio y en confort,
por si la mezcla de hogar y puesto de trabajo se consolida.

You May Also Like